El embarazo es un gran momento para realizarse unas fotografías. Si estás embarazada no olvides hacerte una sesión de fotos premamá y para que todo salga lo mejor posible hoy te voy a dar varios consejos a tener en cuenta para tener una bonitas fotos.

 

fotografía de embarazo

1.- Hazte las fotos entre el séptimo y el octavo mes de embarazo, preferiblemente entre la semana 28 y 32.  Mejor evitar esperar a las últimas semanas de embarazo en las que se suele estar más cansada y tendrás menor movilidad.

2.- Habla de la sesión con el fotógrafo antes para aseguraros que el estilo de fotos que hace es el que estáis buscando. Busca ideas que de lo que te gustaría y enséñaselas al fotógrafo. Mejor planificar la sesión de fotos sin prisa para que todo salga lo mejor posible.

3.- Escoge bien dónde hacerla, puedes hacerla en casa, en estudio o en exteriores. Lo mejor es que lo hables con el fotógrafo que te asesorará perfectamente según la idea que lleves en mente.

4.- Cuida tu imagen: apuesta por lucir melena, un maquillaje suave y romántico, manicura francesa en manos y una bonita pedicura. Piensa que aunque en un principio no vayas a enseñar alguna parte de tu cuerpo puede que en el momento de hacer las fotos todo cambie y debes estar preparada 😉

5.- Al elegir la ropa para la sesión de fotos escoge prendas lisas, sin estampados que te quiten protagonismo y que sea acorde a dónde se vayan a realizar las fotos y a la época del año en que se hagan. Por ejemplo:

  • En la playa, telas vaporosas y colores suaves o vivos
  • En bosque, opta por tonos cálidos y telas gustosas
  • En el estudio dependerá del fondo que vaya a usar el fotógrafo y el tipo de fotos.

Puedes encontrar más sobre este tema en el tutorial: ¿Qué me pongo para una sesión de fotos?

6.- Cuando elijas el vestuario tienes que tener en cuenta que las sesiones premamá son fotos para “mostrar” barriga por ello tienes 3 opciones:

  • Con ropa ajustada que marque la tripa.
  • Si buscas fotos que enseñen más puedes optar por unos pantalones o falda sencilla y un top que deje completamente al aire la barriga.
  • O bien desnuda o semi-desnuda mediante telas estratégicamente colocadas.

7.- Lleva varios cambios de ropa e intenta combinarla con todos los que vayáis a salir en las fotografías (tu pareja, hijos, etc.).

8.- Vístete con ropa interior preferiblemente sin costuras para evitar las marcas que deja la ropa interior en la piel ya que tardan más de media hora en desaparecer.

9.- En estudio opta por fotos artísticas y más posadas. Y para exterior lo mejor es la luz natural, las mejores horas son a primer hora de la mañana y un par de horas antes del atardecer, por lo que irán variando según la hora en que salga y se ponga el sol en cada época del año. Pregunta a tu fotógrafo, sabrá cual es 😉

10.- Para hacer la sesión más personal acuérdate de llevar cosas que usará en un futuro el bebé o que decoren su habitación como una ecografía del bebé, un juguete, un peluche, un libro, ropita del bebé, sus primeros zapatos o su nombre. El fotógrafo suele llevar atrezo por si acaso pero siempre es mejor que llevéis cosas personales a las que les tengáis cariño.

11.- Busca un buen fotógrafo pero sobre todo uno con el que te sientas cómoda. Muchas veces en esta etapa las mujeres estamos más tranquilas y cómodas con otra mujer a la cámara que haya pasado por lo mismo. Tranquila si te cuesta soltarte un poco al principio, es totalmente normal.

 

Y si buscas algo más te recomiendo realizar un seguimiento de tu embarazo mes a mes. Es un recuerdo muy bonito y del que no te arrepentirás.

fotografía de embarazo

Si necesitas un fotógrafo profesional en Valencia para tus sesión fotográfica, escríbeme y dime qué necesitas. ¡Estaré encantada de conocer tus ideas!